miércoles, 24 de octubre de 2007

Bocas 04

Volver a oler a mar
Lo dije hace unos días: "¡quiero salir de mi crisis!" (espero pasajera) y no encuentro mejor motivo que estar ocupado todo el día. Ni un minuto libre: clases, prácticas, trabajo... Quiero que al llegar a casa no me cueste conciliar el sueño de lo cansado que estaré. Sólo así ocupo el cuerpo pero, sobre todo, la mente. Porque cuando hay demasiado tiempo libre es cuándo las neuronas comienzan a funcionar y pedir porqués a la vida.
Nos ha pasado a todos, hemos puesto muchas ganas, teníamos mucho interés en algo pero al final todo se queda en nada.
Muchas veces nos embarcamos en cruceros naufragados por el mero hecho de volver a oler a mar.

Estas breves bocas son producidas por mis problemas informáticos... la próxima semana llegan Bocas cinéfilas.

1 comentario:

Enyesque dijo...

suerte en tu aventura pucelana, niño! y sobre todo, suerte en tu quehacer elimina-crisis... A por todas!! Pero cuidado, envuelto en esa vorágine de actividad puedes perder el norte, y a ti, de paso, y despertarte un día con 70 años sin saber si has vivido o te has dejado arrastrar.
Muak