jueves, 15 de noviembre de 2007

Bocas 06

Esta carta
Nunca pensé que recibiría esta carta.
Ya he hablado aquí de ti alguna vez. No fue muy positiva. Era constructiva.
Ahora estoy esposado a la culpabilidad.
No por lo acaecido sino por el hecho de que todavía lo recuerdes y lo tengas al frente. Cosas que yo olvidé.
Me excuso en la memoria o en tus faltas de ortografía para no captarte del todo bien.
El problema fue no poder contarte la verdad, no decirte lo feliz que era en aquel momento.
Te desplacé, y soy consciente, detrás del armario. Me sentía urbanita, tenía futuro. Ahora sólo tengo presente.
Lo que más me duele es saber que, como un mueble viejo, las termitas del recuerdo te devoraban por dentro mientras mi conciencia estaba tranquila, pura.
Y siento que debo contestarte, por lo que fuiste en mi vida. Decirte la verdad, los hechos.
Ahora no hay nada que perder y sí algo que ganar. Egoísmo de nuevo.
Cierro de una vez este ciclo que empezó cuando saludaste al recién llegado chico de provincias la primera vez en clase.

Déjame que te cuente…

2 comentarios:

alf27leo dijo...

Te mando un muy fuerte abrazo y como siempre, solo buena vibra. Espero te encuentres bien...

Enyesque dijo...

Enseñanzas como esta te ayudan a madurar, a entender el mudno en plenitud..falta no cometer los mismos errores en el futuro, vernos pequeños, concretos, en un entorno exacto. Ver cómo podemos hacer daño y tratar siempre de evitarlo... aunque a veces sea imposible.